"
Era de las que rompen los puentes con solo cruzarlos
".


2 de julio de 2010

Querido tú:

Si quieres que te confiese una cosa he de decirte que soy la peor consejera del mundo. Es poco razonable pedirle consejos a alguien que sufre bipolaridad, por desgracia sus valores cambian cada poco tiempo en cambio hay quien sigue hablando con ella. Pero la gente es así busca a alguien con quien poder contar sus historias o lo que quieran convertir en sus historias, sus sueños y sus locuras así que a quién mejor elegir que a una pobre bipolar que seguramente esta mucho peor que ellos. Y sin ningún sentido ella empieza a decir palabras sin sentido, que no valen nada pero que quizás era lo que estabas queriendo oír pero en realidad lo que hay allí escrito no se parece en nada de lo que uno deduce.

Y si quieres que te diga la verdad en realidad lo que la amante te quería decir es que el tiempo la aterra y sigue con el tic tac...

4 comentarios:

rosa dijo...

Querida amante:

Eixa foto la vaif fer jo? és que se m'ocurrixen poques persones en tan "mala folla" com pa fer-te una foto mentre es maquilles...
Segona, mi señora Bipolar, bonica i més bonica! la que m'aguanta les histories... i a la que li fa pànic el temps (i eso jo no lo sabia...) t'estime!! (LLL)

·Êl düêndê (¡n)fêl¡z· dijo...

Bueno, como bipolar me presento y no creo que todo lo que se diga que salga por nuestra cabeza continuamente pensante (y cambiante) valga poco!

El otro tiene que saber que nuestro estado de ánimo influye de manera enorme en nuestras decisiones y consejos... que ya después decida si seguir nuestras palabras o no.

Me gusta la foto! xD

Un beso ^^

La amante bipolar dijo...

Per supost que la foto es teua, entre la teua "gracia" (ironia) en fer fotos y mi mano con el photoscape (snif snif el phototop lo dejé a parte) encara traurem algo desent...
Como dijo alguien ya hace tiempo (menos que el que debería) "Nada es lo que parece"

María dijo...

Bueno, también creo que no sólo las personas bipolares cambian de opinión según su estado de ánimo, también se puede cambiar de opinión dependiendo de la situación en la que nos encontremos nosotros mismos; el tiempo y los momentos muchas veces nos hacen cambiar de opinión.