"
Era de las que rompen los puentes con solo cruzarlos
".


14 de junio de 2009

Irene

Hoy Irene acompañaba a Nube hasta su casa. Irene era una pequeña morena con ojos grandes y oscuros. Dentro de ellos se podía ver la paz en el mundo, eran la cara buena del mundo, la que todos quieren ver y pocos han visto.

Irene cursaba un curso más que Nube, aunque las dos tenía los mismos sueños de niñas.

Se sentaron al banco del parque, que había cerca de la casa de Irene, esperando a que su madre las llamara para ir a comer. Nube que desde hacía un tiempo tenía una duda en su cabecita se lo contó a su amiga Irene.

¿Tú crees que Pedro tiene amigos de verdad? le dijo Nube.

Irene se quedó pensando mientras balanceaba sus pies con los zapatos rosa hacia delante y hacia atrás.

Siempre cuenta historias emocionantes, con gente que yo nunca he visto. El nunca dice que tiene un amigo que juega a canicas por las tardes sino un amigo que le gusta leer dentro de una bañera, o que tiene un bar y a él siempre le pide la opinión, o que tiene un perro que le habla...

Irene seguía sin decir nada. Conocía a Pedro del curso pasado y cuando entraba a clase ya quería que le contara una de sus nuevas histórias.

Pedro no dice mentirascontestó Irene Un día me llevó a su casa y me enseñó a su perro, me contó que con sus barcos de papel iba a conocer el mundo para contarme nuevas historias. Por que a mi Pedro nunca me a dicho mentiras.

Nube creyó todo lo que le dijo su amiga.

Nube quería que le enseñara a hacer naves espaciales de papel para llegar a la Luna.

4 comentarios:

turistaentupelo dijo...

Bendita inocencia, no me abandones.

Verónica (peke) dijo...

Y colgarse de una de ellas y poder medir el tiempo...

Genial el post!!!

besotes de esta peke.

pd: te espero por mi rincon con tu taza de cafe, si gustas...

vicky dijo...

Dulce niñez, es por la que todos a veces hemos pasado y la que nos encanta recordar. Las fantasias y los sueños que jamas se hicieron realidad, pero que siguen en nuestra alma esperando a ser descubiertos.

Un besazo mi pekeña.

Agua dijo...

Que bonito seria poder volver a ver el mundo desde los ojos de la inocencia de un niño...muy lindo el texto! besines!