"
Era de las que rompen los puentes con solo cruzarlos
".


15 de junio de 2009

The fairy tale don't exist for she

Coliué ya no lloraba cuando Arturo le pegaba. Puede que ja no le doliera sus amargas palizas a los moratones anteriores, o puede que Coliué no tuviera ya ni siquiera motivos para llorarle a Arturo.

Coliué no lloraba, pero Patricia sí. Patricia lloraba con cada golpe seco que Arturo daba, como si le diera a ella misma sacaba toda su ira desde su habitación dando golpes a la pared y sacando lágrimas oscuras. Patricia se iba quedando fea como Coliué, a pesar de su joven edad en su cara ya se podían distinguir oscuras ojeras, cara cansada y envejecida.

Coliué se había escapado hace mucho tiempo ya, cuando Patricia cabía en su bolso y ella todavía tenía fuerzas en las piernas para correr 10 millas sin pararse a mirar atrás. Participó en desfiles, portadas, revistas, anuncios... pero fue demasiado bonito. Arturo volvió y como si de un perro se tratase la historia se llevó a Coliué por su melena. Esa noche se quedo sin lágrimas, mirando el ventanal que daba al mar dónde cuando se escapó llevaba a Patricia a correr sobre él para que le recordara que era una sonrisa sincera y dulce, pero ella sabía que nunca más lo iba a volver a cruzar.

Ahora su piel era pálida casi translúcida, sus ojos oscuros. Llevaba tres años sin saber que significaba un rayo de sol. Se reía cuando recordaba haber oído a unas mujeres decir que ellas nunca lo soportarían, que se irían de casa antes de dar el primer golpe. Ella ya se había ido de casa y como un animal había sido devuelta.

De ella no se acordaba nadie

Don't cry small princess a one prince rescue you.
And the time pass and you stand in your windows whatching the life.
The fairy tale don't exist.

7 comentarios:

marta dijo...

¡Qué intenso!
Me ha encantado. Es muy doloroso, sin duda alguna, pero muy bella tu forma de relatarlo y la emoción con la que lo expresas.
Un beso MUYGRANDE :)

Fractured hand. dijo...

Que empiece a vivir; se empeñaba en vivir.

Agua dijo...

Que duro, despertó de un mal sueño para volver a la pesadilla de su realidad... besos!

Smile dijo...

Como siempre, cada una de tus palabras me ha tocado el corazón y me ha hecho sentir la historia mía.

digler dijo...

que duras palabras.pero tristemente es la realidad de muchas mujeres en todo el mundo

VeRoNiKa ♫ VeCa ♪ LiFe dijo...

me encanto... muchos sentimientos, tristeza, alegria, desesperacion, todo en un solo relato.
Creo que uno llega a superarse, llega a entender el valor de uno mismo. y vuelve a creer en ese cuento de hadas... NADA nos puede quetar los sueños, no un golpe no una palabra NADA.

Saludos del otro lado del charco!!

La sonrisa de Hiperión dijo...

De los que lloran, nunca se acuerda nadie...