"
Era de las que rompen los puentes con solo cruzarlos
".


11 de agosto de 2011

Él era de los que mataría monstruos por ti por eso no quería que lo destruyeses.

Al parecer le gustaba el estridente el sonido de la puerta al estallarse contra el marco. Estaba cabreada, no hacia falta sacarse ninguna carrera para darse cuenta de ello, pero a ella no le importó y siguió con sus cosas. Clara no llegó a posar su culo en la silla cuando de un salto empezó a gritarle desesperada. Ella levantó la mirada como si los gritos desesperados no fueran con ella, sino que ella tan solo fuera una mera espectadora desprevenida.

-Olvídalo, déjalo, joder déjalo de una vez. ¿No entiendes que él es de los que matan monstruos por ti? Él mata monstruos por ti y tú te pasas las tardes intentándolo matar a él. Esto no es lógico, no es racional. Estoy de tu parte, pero tengo un límite y mis límites se encuentran en no asesinar a nadie.

Exhaló el aire de su boca como si de nuevo aquello no fuera con ella. No quería oírla, no le importaba lo que decía. Estaba celosa, simplemente.

- Nadie le ha dicho que mate monstruos por mí.

Clara puso los ojos en blanco. Eso era lo que ella pedía, que alguien matase monstruos por ella sin pedirselo. Nunca pediría a nadie que matase monstruos por ella, era de esas que se creian que podían matar a tipos azules de tres metros sin ayuda de nadie. Clara cerró los ojos y la abrazó susurrándole que debía de aprender a que debía dejar que él creyese que mataba monstruos por ella.

4 comentarios:

Cris dijo...

bonita entrada! yo tmbien qiero q maten mostruos por mi:) un besoo!
http://someofyourdreams.blogspot.com/2011/08/yooooooooo.html

La sonrisa de Hiperión dijo...

Como siempre un placer haberme pasado de nuevo por tu casa.

Saludos y buen domingo.

carmeloti dijo...

Conocí a un S. Jorge en mi vida, dispuesto a matar mis dragones, me espantaba tanto que no sientiera miedo de ellos, como lo tengo yo, que fui poco a poco maquiavelando su destrucción, asesinar a mi salvador era la única manera de demostrarme que nadie quiere mis mosntruos... es mi parte autodestructiva la que no me dejó amarle, mientras la luminosa aún lo extraño y llora su muerte como "la loca de S. Blas"...

Chari dijo...

He empezado a leer tus entradas desde la más reciente y he llegado hasta aquí, pero pienso continuar leyendo porque tu blog me ha encantando, tus entradas son fantásticas y te expresas genial.
Me encanta esa forma de decir tanto con tan poco.
Un 10 para ti :)
Te sigo.
Si quieres visitarme:

http://vrycolaca.blogspot.com
http://rinconrevuelto.blogspot.com