"
Era de las que rompen los puentes con solo cruzarlos
".


14 de junio de 2011

Morir es fácil.

Seguía en Siberia con su frío, con su dolor, con sus malas causas... No era un bien día, no era un bien día ni siquiera en Siberia. Hacía un frío crudo, a mi me estaba costando aguantar todo aquello, sentía que de un momento a otro oiría un crujido en mi interior y moriría.
Parecía simple, en realidad lo era aunque a mi me pareciese el contrario. Me adentré en el bar de siempre, necesitaba unos buenos tragos de tequila, tampoco era mi mejor día. Era un día de esos en los que te hacían sentir la cosa más estúpida del mundo sin mucho esfuerzo. No me hizo caso y me sirvió un chocolate caliente, ni siquiera llegué a discutirle, rompí a llorar y un trozo de pierna se me congeló, al fin una parte de mi dejaba de sufrir.
Un muchacho se me acercó y cogiendo una de las lágrimas que resbalaban por mi cara me hizo un colgante. Quizás lo hizo sin querer como quien le da un pañuelo a alguien sin preguntar por tu nombre.
Después, me entraron unas ganas terribles por volver a sentir su tacto.

3 comentarios:

Nerea dijo...

Amor a primera vista, que se llama? Qué bonito...Un besazo!

Cris dijo...

preciooso! creo q tienes talento:)
pasate por mi blog y le hechas un vistazo!
http://someofyourdreams.blogspot.com/

Julie A. Clemens dijo...

Amor al primer roce.
Precioso.