"
Era de las que rompen los puentes con solo cruzarlos
".


5 de abril de 2010

Mañanas primaverales con sabor a chocolate con risas

-Vuelves a hacerlo
-¿A hacer que?
-A llorar.
-No estoy llorando.
-Sí que lo haces, pero sin lágrimas.

Entonces Lucía lloró de verdad. Hace días que necesitaba llorar, pero la gente te mira extraño cuando lloras e intenta consolarte diciéndote que te pasa aunque a veces eso empeore las cosas. Lucía abrazó a Andrés que miraba al cielo encapotado de aquella mañana de primavera.

-¿Quieres un chocolate caliente?
-Pero bien cargado de chocolate.

Se secó las lágrimas y de un salto se incorporó encima de la arena, Andrés saltó encima de ella haciéndola caer encima de la arena. Y las lágrimas desaparecieron con toda su angustia dejando paso a sólo una sincera risa. Porque si no hubiera llorado su risa no hubiera sido tan alegre.

14 comentarios:

galicia maravillas dijo...

:) gracias por ser, y estar:)) muás!

sandocan en bicicleta dijo...

a veces hay que bajar para empezar a subir.
muy lindo escrito.
un saludo en la lejania.

Dara Scully dijo...

a mí cuando lloro solo me calla un plato de espaguetis con tomate. el chocolate me da más llorera.



(parpadeo
de elefante)

Damatista dijo...

:)Hay que aligerarse para poder sonreir. Sino las lágrimas te aplastan el alma.

Calypso dijo...

Odio con todas mis fuerzas que la gente me pregunte "qué te pasa" cuando lloro...


Chocolate con risas, una combinación que debe dejar un buen sabor de boca =)

Un abrazo!

anabolizante dijo...

vaya...
el chocolate alegra el corazón

Wind dijo...

estar tirada en la arena sola es bastante diferente a estar tirada en la arena con alguien :)

~Valeria Fluorescent. dijo...

Andrés y mucho chocolate pueden salvarla de algún modo de esa tristeza, me parece a mí.
Un beso con las comisuras manchadas de chocolate :)

Nerea dijo...

Es mejor que llore, asi al menos se desahoga. Un besazo!

Carla Débora dijo...

cierto! para las lágrimas, un poquito de aquel remedio infalible no cae nada mál.
a vecez el medir de las lágrimas, refleja el tamaño en el que estamos soltando las penas!

saludos preciosa :)

Patricia dijo...

Quiero a alguien que me consuele con un buen chocolate, cargado bien bien de chocolate, cuando estoy mal, y me saque así, una de esas sinceras sonrisas! :)
Me encanta :)
Un gran beso

SamBuug dijo...

Nada mejor que una lagrima dando paso a la mayor de las carcajadas.
Y mejor si es en la compañia que necesitabas.

marta dijo...

¿Y por qué estaba llorando?
Suerte que Andrés conocía la fórmula para despejar sus lágrimas.
Un beso MUYGRANDE :)

P.D.1: ¡Me encanta la foto!
P.D.2: La frase de debajo de la cabecera me encanta... Jane Austen, ¿verdad? la adoro ;)

Patu dijo...

Oy, no sabía de la existencia de este blog, es muy hermoso todo lo que escribes...

Tienes una seguidora más :)