"
Era de las que rompen los puentes con solo cruzarlos
".


8 de julio de 2009

Los días de lluvia ya no saben igual sin tu olor y sin tu son|risa

"Lo has vuelto ha hacer" le dijo ella con un rostro serio. Miranda acachó la cabeza como unaniña pequeña, inocente por su aspecto y su manera de ser.
"Ha sido sin querer, no lo hice a propósito. Son instintos, no puedo dejar pasar más de veinte minutos sin ver de nuevo su rostro aunque sea en una foto vieja donde ya casi ni se distingue"
Rosa lo había intentado todo con ella, pero después de veinte años seguía con la misma obsesión. Ella que tantas camas había recorrido en su juventud ahora se encontraba mirando fotos de sus pequeños recuerdos.
No tendría ni diecinueve años cuando mientras volvía a casa de una tarde fugitiva por las afueras de la ciudad otro vehículo se lo llevó por delante haciendo volar por los aires aquella motocicleta que le había cogido prestada de su padre.
"No te soporto" le dijo al fin con tono severo. Demasiados años junto a ella haciéndole borrar algo que ella no es que no pudiere, es que ni siquiera quería borrar. Ya se lo dijo una vez "No es que no pueda vivir sin él, simplemente no quiero. No quiero despertarme y ver que su piel pálida y sus mejillas sonrojadas ya no están allí"

Y Miranda lloraba todas las noches mirando su foto. Pero cuanto más triste se sentía ella más triste le veía a él en aquella foto. Su historia fue por siempre jamás. Y nunca jamás volvió a ver su foto, fue como si jamás hubiera existido aunque su corazón ya no palpitase tan fuerte por aquellos que le robaban un sitio en la cama

4 comentarios:

I. Sierra dijo...

Vaya, he estado mucho tiempo ausente, si es verdad, pero no he tenido tiempo :_ Besos!

vicky dijo...

Hola mi pekeña!!!!
Dios esta entrada me recerda a aquellas noches hasta tarde haciendo multiconversaciones en el messenger y de aquellas entradas dedicadas a ellos.

Un besazo mi niña.

P.D.:Ya e visto que sale por ahy la petardo de rosita, dale muchos besos tambien.

Marina dijo...

Es mejor buscar una tirita a ese corazón..

Ignacio Reiva dijo...

Excelente el relato y la nostalgia de la chica de la foto me hace mirarla como hipnotizado. Saludos