"
Era de las que rompen los puentes con solo cruzarlos
".


28 de julio de 2009

Matrículas usadas

Me gusta el olor a las motos, me recuerda a ti a ellos a ellas a nosotros. Eran tiempos mejores, tampoco es que a mi se me daba bien aprovechar el tiempo y ver que era el mejor regalo que me podían dar. A lo mejor pensaba que cuando estás a tres metros sobre el cielo las nubes te amortiguarán el golpe cuando caigas. La lástima es que cuando caes haces un agujero que te lleva a los tres metros bajo tierra.

Me gustaba diferenciar el diferente sonido de motos y enseñarme tu matrícula de memoria, sumar sus números y recordar que hoy ya me olvidé de ella, aunque eso me entristezca.

Un chute de adrenalina que me preste el aire sucio de las carreteras nunca viene mal, aunque no se parezca ni por asomo al efecto que causas tu a unos diez metros de distancia. Lo tuyo debe ser algo de química y eso todavía se me da peor que la física de la velocidad. Sigo sin aprobar las teorías de científicos chiflados, prefiero los poetas locos.

Y aunque no te lo creas tampoco cambié tanto en este tiempo, sigo apreciando los silencios, me gusta reír cuando puedo, sigo viendo las estrellas desde mi ventana y buscando a alguien capaz de colarse en ella. Debe ser eso... el tiempo pasa demasiado rápido cuando eres feliz.



Que te sirvan estas líneas pa' que sepas que te quiero.
Antonio Orozco

4 comentarios:

A Sad Song dijo...

Me encanta este texto!
en serio me encanta, me gusta
muchisimo :)

sigue así! ^^
un besoo!

VeRoNiKa ♫ VeCa ♪ LiFe dijo...

Encantador el post!! me gusto mucho. Te leo!!

VeCa

galicia maravillas dijo...

es un texto precioso, como todos (...y llega hasta aquí el olor a gasolina:)
un abrazo (debido a la conexión... lento:)

El perrito que reía dijo...

Y tan rápido que pasa cuando se es feliz, es así de puñetero el tiempo.